Sin Coche ni Zapatos

Yoga en Holbox

Las Nubes de Holbox, celebrará del 19 al 23 de septiembre, su semana de yoga, con un seminario que busca conectar a sus invitados con este centro energético inmerso en la belleza de la Reserva de Yum Balam.

Holbox ofrece un escenario único en el mundo para experimentar retiros restaurativos. Su contacto con la naturaleza, sus calles de arena rodeados de frondosos manglares, sus aguas tranquilas azul turquesa, sus atardeceres y  su arte callejero, ofrecen un encanto incomparable que vuelve a esta isla del caribe mexicano, el spot perfecto para meditar y renovar energías.

Boundary Hotel

El eco-resort ubicado al norte de la isla y rodeado por hermosas playas y manglares, celebra este año con un seminario a pies descalzos su conexión con sus elementos tierra, agua y aire.

El resort transformará por una semana, sus terrazas, jardines y playa virgen en un espacio donde el yoga y la meditación envolverán a los asistentes.

Buscando la armonía

Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu mediante movimientos, respiración, y meditación. Practicado en la India desde hace miles de años, se ha convertido en uno de los sistemas de acondicionamiento físico y espiritual con más practicantes hoy en día, y es que se tiene un por qué: la sensación de recorrer tu propio cuerpo y tu propia mente es tan infinita, que siempre hay algo nuevo por descubrir.

El hinduismo es una de las culturas más complejas del mundo, y el yoga forma parte de su tradición religiosa, espiritual, cultural y social. Hay textos de hace ya miles de años que hablan sobre prácticas de meditación, respiración, trascendencia del YO, y una serie de posturas que ayudan a quien practica, una purificación del cuerpo y la mente.

Existen más de 100 tipo de yoga, en occidente se conocen y se practican diversos estilos que se derivan principalmente del Hatha Yoga, uno de los más dinámicos. Hay también opciones más enfocadas a la espiritualidad como el Yoga Kundalini, o más exigentes como el Ashtanga.

Boundary Hotel